La última corrida

$1,900.00

Como el toro en la arena salgo furioso al encuentro, es ella, mi torera, que está vestida de sedas. Sus luces me enfurecen y, cegado, busco darle una cornada. Atropello. No la veo, casi no la siento, pero una daga ha dado en mi espalda.
Queda clavada y cuando me muevo hiere y desgarra mi cuero.
Curtido por años de amoríos descarnados ya está duro y bruto. Soy robusto, de mirada penetrante. Frío en mi pensar, caliente mi actuar. Soy duro, recio… muy recio. Agudo como el filo de mis astas.
Me enfrento a ella como si quisiera herirla, y solo quiero amarla.
Me doy vuelta y mi torera es ovacionada, la aplauden y esperan de ella… mas dagas en mi cuerpo.
Que mas da, en la arena estamos y sangre es lo que vemos.
Ya han pasado varios atropellos y de dagas se lleno mi cuello. También la herí con mis púas y su sangre se mezclo con la saliva de mis dientes… Puedo sentir el sabor dulce-amargo del resentimiento, … casi olerlo en el viento.
Estoy cansado y sin aliento. Pisoteo mi propia sangre. Miro la atractiva manta roja, esa con la que me embriagó. Esa… la del sexo.
Deseo tomarla, desgarrarla con mis cuernos, penetrarla con mi cuerpo y gozarla revolcada en el suelo, tomarla por detrás y volver a matarla.
Mi torera muestra su manta roja, me seduce el movimiento de su cuerpo.
Yo, agotado, solo espero el final de la última estocada. Esa que se da con la espada oculta tras su manta.

Puerta: # 60 Categoría: Las 366 Puertas Verdes

1 disponibles

Información adicional

Dimensiones 170.0 × 100.0 cm
Día

Mes

Año

Técnica

Periódico

Estado obra

Ubicación Obra